Iván Márquez, Santrich y el Paisa vuelven a la lucha armada y lo anuncian desde el monte

0

Iván Márquez volvió a aparecer. Como en sus viejos tiempos, esta vez lo hizo de camuflado y con un fusil al hombro. A su lado estaban nada menos que El Paisa y Jesús Santrich.

En un mensaje leído supuestamente en medio de la selva del Inírida, Márquez aseguró que retomaba la lucha armada. “Una nueva modalidad operativa conocerá el Estado. Solo responderemos a la ofensiva. No vamos a seguir matándonos entre hermanos de clase para que una oligarquía descarada continúe manipulando nuestro destino”.

Márquez, rodeado de hombres y mujeres uniformados, dijo que el volver a las armas era una respuesta al Estado por la traición a los acuerdos de paz firmados en La Habana. “Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de origen de las Farc) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”.

Que Márquez, Santrich y el Paisa se rearmen termina siendo un duro revés para el proceso de paz firmado en el gobierno de Juan Manuel Santos. Sobre todo para los miles de excombatientes que le están apostando a una vida al margen de la guerra.

 El subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación aseguró un día antes a esta revista que las disidencias de las Farc se estaban fortaleciendo, que la política de defensa del gobierno no era clara y que el país podría estar ad portas el nacimiento de una nueva guerrilla.

Uno de los primeros en reaccionar al rearme de sus antiguos compañeros fue Rodrigo Londoño.

Timochenko calificó la decisión de los tres como desafortunada y reafirmó su compromiso con la implementación de los acuerdos. “Yo no me bajo del bus, es una noticia desafortunada pero se acaba esa ambigüedad de no saber ellos en qué estaban. A los compañeros se les acabó la voluntad de seguirle apostando a la paz, pero nosotros seguimos en el proceso. Los caminos ya están definidos”, dijo en un entrevista a Blu Radio.

Tomado de Revista Semana

No hay comentarios

Dejar una respuesta