Sentimientos Políticos.

1
Cierres de campaña en Sahagún de los senadores Musa Besaile F. y Bernardo Elias V. Respectivamente.

Después de la jornada electoral del pasado domingo en donde se eligieron a Senadores y Representantes, se perciben muchas sensaciones en el ambiente.

Desde el punto de vista del orgullo, los Sahagunenses no se cambian por nadie, colocaron en el congreso a dos Honorables Senadores de la República ocupando el segundo y tercer lugar en votos obtenidos, lo que los perfila a ser protagonistas de primer orden dentro del escenario político nacional.

Nos imaginamos a nuestros coterráneos cumpliendo funciones constituyentes, facultados para realizar reformas a la constitución además de cumplir con la función legislativa, es decir que tiene también la facultad de elaborar y/o modificar leyes. De igual forma, ejercer control político sobre el gobierno y la administración de éste a través de la moción de censura, las citaciones y las audiencias públicas, posibilitándole desde éste cuerpo colegiado el monitoreo continuo y constante del poder ejecutivo y a todos sus funcionarios.

Por otra parte, están los miembros y militantes del partido de la U, que avaló la aspiración de ambos, quienes ven a los Senadores Sahagunenses convertidos en fichas claves para el fortalecimiento de la colectividad y para la obtención de la cuota burocrática que les permita sostenibilidad y crecimiento nacional, además de poder aspirar por qué no, a la presidencia del Congreso respaldados por la alta votación obtenida, siendo esto un espaldarazo para la continuidad del presidente Santos en el poder.

No menos importante es la expectativa creada en todos los seguidores de los dos grupos políticos, quienes emocionados esperan los “beneficios” que éste período les pueda otorgar de acuerdo al nivel de acercamiento que tienen con los Senadores y el perfil al que aplican, pueden ser nombrados en cargos públicos, el ofrecimiento de jugosos contratos, los uniformes para un club deportivo; en el peor de los casos, el subsidio económico para el pago de facturas de servicios públicos, pensiones de colegios, servicios de atención en salud y fórmulas médicas o lo que es más aberrante, el subsidio “Etílico”.

Tampoco podemos desconocer el triunfo familiar, con la obtención de sus curules, los Senadores garantizan por cuatro años más la hegemonía de su apellido político en la región, afianzando a través de sus familiares en primer y segundo grado de consanguinidad, la continuidad y perpetuidad del poder, abriéndose paso por la administración pública, ocupando cargos municipales, departamentales y nacionales en donde se perfilan como futuros alcaldes, diputados, gobernadores y congresistas.

Por último se encuentra un grupo de personas que a pesar de ser minoría y confesar abiertamente no haber votado por los senadores electos, se ilusionan con verlos abrazados en la plaza pública, emitiendo un discurso sentido y conmovedor, olvidándose de los rencores y rencillas políticas que polarizan al municipio en dos corrientes los “&&&istas” y los” %%%istas” comprometiéndose con el departamento de Córdoba y por su puesto con Sahagún, en la consecución de recursos para la ejecución de proyectos planificados de infraestructura urbana y rural, proyectos de inversión social para en beneficio de la población vulnerable, proyectos de salud pública, proyectos de educación, proyectos de seguridad y lo más importante proyectos de fomento y emprendimiento empresarial para que el 80% de los habitantes dejen de depender de la política para subsistir y puedan ser capaces de generar empleos que le representen sostenibilidad, crecimiento económico y aporten para el logro del verdadero progreso y mejoramiento del nivel de vida.

¡Viva Sahagún, cuna de congresistas!

1 COMENTARIO

  1. Brevemente no meu site colocarei os emilas de todos os nossos deputados e senadores. Isso sim e9 uma solue7e3o para a democracia, quando ne3o gostamos da atitude de um representante nosso, devemos falar com a pessoa e deixar bem claro a nossa opinie3o. Afinal, eles trabalham para nf3s, somos os chefes deles.Imagina se um chefe me coloca no cargo e some por 4 ou 8 anos Precisamos da democracia participativa como o Silveira coloca essa foto aqui, ne3o gostamos e enviamos cada um um email para o representante. Democracia participativa.

Dejar una respuesta