Topless por Amina.

0
Una defensora de los derechos de la mujer y de su libre sexualidad nos envió una fotografía a nuestro correo para publicar en la página de Noticias de Sahagún.

Hablaba con unas amigas sobre temas que me tengo prohibido hablar en público; Religión, política y sexo, todo por qué siempre se termina polemizando y en vez de tener una buena conversación se termina por tener leves o graves enojos que pueden, de cualquier manera, afectar la amistad.

Habíamos llegado al punto de la noticia que inundaba las redes sociales en el mundo, la condena a muerte de Amina, Una joven de 19 años, quien decidió difundir por las redes sociales una fotografía suya en topless, con una frase en árabe que abogaba por los derechos de las mujeres, “mi cuerpo es mío y de nadie más”.

Habíamos llegado a la conclusión que las religiones extremas son un cáncer para la sociedad. Expresarse libremente en pleno siglo XXI, todavía es un pecado, sobre todo en un mundo los hombres son los que gobiernan, donde se hacen guerras absurdas y se asesina simplemente por el placer de ver morir a alguien como queriendo mostrar supremacía, y aún más cuando los canales de televisión nos bombardean con temas como el narcotráfico, la prostitución y la guerra interna de nuestro país, con temas donde los malos suelen ser los héroes y ejemplo a seguir por nuestros jóvenes.

Una de mis amigas, llamémosla Marcela (nombre ficticio), defensora de los derechos de la mujer y de su libre sexualidad me envió una fotografía a mi correo para publicar en la página de noticias de Sahagún de la cual hago parte, como muestra de apoyo a Amina, ya que centenares de mujeres en el mundo han participado con fotografías en topless, como muestra de rechazo ante la sentencia a muerte de esta joven tunecina.

Marcela muestra sus senos descubiertos y no su rostro como las otras manifestantes, porque todavía en nuestra sociedad somos lapidados a palabras y se que esas a pesar de que no matan físicamente, si lo hacen con miradas y dedos señalantes como animal de circo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta