EL DESENLACE DE UNA DERROTA.

0
A poco más de dos meses del fallecimiento del maestro Pablito Flórez, siguen apareciendo anécdotas sobre su vida y su obra. Su conocida canción  Los sabores del porro, que ha sido interpretada por artistas como Totó La Momposina, Iván Villazón, Emil Chica, Adriana Lucía o Aglaé Caraballo, fue una de las perdedoras en 1981 en la categoría Mejor Canción Inédita del Festival Sabanero “Daniel Vergara Méndez”, de Sahagún-Córdoba.

Dixon Teherán, testigo del hecho y amigo del maestro Flórez, recuerda que el público no recibió muy bien la canción. “Incluso -afirma Dixon- una señora pudiente, que no sabía quién era Pablito Flórez, le dijo en su propia cara: ese porro del tal Flórez, si acaso sirve, sirve es para promocionar un restaurante de carretera”. Teherán añade que una vez Pablito se enteró de que su canción no era la ganadora, manifestó: “Eso me pasa por hacerle caso al compadre Jairo Polo. Fue él quien me dijo que le hiciera una canción a las comidas de la región. Esas son las consecuencias de dejar de cantarle al amor y a la gente”.Otro de los aspectos curiosos de esa particular derrota es que Edwar Cortés, quien fuera el ganador del certamen con el tema Murió el canario, se convirtió posteriormente en uno de los responsables de difundir Los Sabores. “En lo personal -dijo Cortés- me gustó sólo después del Festival Sabanero, cuando Pablito la cantó en una parranda y la copié para aprendérmela”. De hecho, Cortés conserva una autorización firmada por el maestro orense donde lo autoriza para grabar Los Sabores del Porro, cosa que hizo acompañado por Felipe Paternina en el acordeón y con arreglos exclusivos de José Joaquín Solano.

Pablo Florez Camargo "Pablito Florez"

Edwar agrega que en una ocasión, hace más de veinte años, se presentó en un estadero de Cartagena e interpretó la canción acompañado del popular acordeonista Rafael Ricardo. “Esa noche, el porro fue la locura. Más tarde, por iniciativa de Javier Lacouture, ex-Procurador Agrario y Ambiental en Barranquilla, en la tómbola que todos los años organiza el Colegio María Auxiliadora de Sahagún, tuve la oportunidad de cantarle a capela el porro a Iván Villazón. Cuatro años más tarde, Villazón lo grabó y lo convirtió en éxito nacional”.

Por su parte, el poeta y músico monteriano Joaquín Rodríguez, a la sazón jurado de la Canción Inédita en 1981, señala que él era partidario de que Los Sabores fuera la canción ganadora, pero los otros miembros se inclinaron por la canción de Cortés. “No sólo por la calidad de la letra y la melodía -señala Rodríguez- sino porque rendía homenaje al artista más entrañable de los sahagunenses: el acordeonero Daniel Vergara, a quien un cachaco asesinó en 1976”.

El viernes 16 de diciembre de 2011, durante el entierro de Pablito en Ciénaga de Oro, Los Sabores del porro fue una de las canciones que más sonó. Seguro a nadie le importó si alguna vez ganó o perdió un galardón. Miles de voces la corearon de forma sentida y espontánea, ratificando el privilegiado lugar que ocupa en la memoria musical del

Autor: Julio César Pérez Méndez

No hay comentarios

Dejar una respuesta