Carta a mi Sahagún del alma

0

Querido pueblo hace ya un tiempo quería recitarte algo pero no me conectaba contigo lo suficiente y no era que no hubiesen motivos para hacerlo.

Porque que más que el hecho de haberme permitido nacer y crecer en estas tierras que no le cierra las puertas a nadie, que has guardado en tu baúl de recuerdos la infancia de esos seres que me dieron la vida.

Hoy quiero pedirte perdón por las veces que desee vivir en otros lugares y no agradecí lo valioso que es el hecho de estar aquí y no como aquellos que tienen que migrar y en la lejanía añoran sentir tus brisas y la tranquilidad de tus senderos, te pido perdón por no defenderte de esos agresores salvajes que han intentado acabarte a punta de cuentos, por las veces que no te defendí de las humillaciones por no ser una tierra de lujos y de magnates pero para que eso si somos una sábana que solo brota alegría, costumbres que nos hacen seres diferentes, por las veces que los de cuello blanco han tratado de mostrarnos como gente mala y no cambiar esa imagen por lo que realmente somos, gente hechada para adelante que no se le arruga a salir a vender en carretillas a pleno sol del día, hacer cualquier oficio por sobrevivir, gente soñadora con pujanza que no le afrenta nada.

Pueblo querido en este tiempo de quietud te siento más de cerca y valoro tu calidez, tus historias, tus logros.

Se me llena el alma de un sentimiento raro de alegría y remordimiento por no ser agradecido con este lugar que ha visto mis primeros pasos, mis llantos y mis alegrías, que ha sido testigo de las vivencias de cada uno de los míos.

No me quiero despedir sin antes decirte que puedes contar conmigo de ahora en adelante, que prometo no fallarte y que voy a luchar contra la indiferencia de aquellos que deberían cuidar cada espacio tuyo, contra la incultura de aquellos que deberían proteger tu patrimonio que tanto nos representa y prometo que llevaré mi título de sahagunense con la frente en alto a cualquier lugar donde vaya, y con quien esté le hablaré de aquel pueblito que en cada calle tiene una huella plasmada.

Felices 244 años Sahagun de mi alma!

por Daniela Balmaceda

No hay comentarios

Dejar una respuesta