Al Caribe lo une la cultura, la idiosincrasia de pueblo y su modo de ser costeño

0

Dentro de los actos conmemorativos a los 57 años de creada la Normal Superior Lácides Iriarte, se cumplió en predios de la Institución una actividad lúdico pedagógica, que tenía como objetivo central mostrarle a los jóvenes estudiantes las bondades de la idiosincrasia caribeña, trabajo que correspondió a los docentes del área de ciencias sociales y filosofía.

Como invitados especiales a la banda Dinastía de la ye, en la parte musical, a los declamadores, decimeros, poetas y folcloristas Leobardo Naranjo, Filiberto Hernández, Humberto Coronado y al docente Juancho Naranjo, con el apoyo axiológico de la docentes Ana Jarava, quienes en un lenguaje coloquial nos hablaron del folclor, las costumbres, la política, los amores y la gastronomía caribeña.57 años de creada la Normal Superior Lácides Iriarte

Al escucharlos nos quedó bien claro que las personas del caribe son multifacéticas; solo un costeño es capaz de ser a la vez componedor, conversador, maestro, brujo, yerbatero, partero, músico, político, literato, decimero y cuentero, mientras al compás de una banda, un grupo de gaitas o un conjunto de acordeón canta sus propias melodías cargadas de un sentimiento raizal y profundo. Solo su forma de ser descomplicada lo lleva a crear versos de amor, para olvidar sus penas.

Geográficamente la región caribe es la mejor conformado en el país y es la única región con delimitaciones geográficas bien definidas, ocho departamentos incluyendo a San Andrés porque aunque sea insular, está íntimamente ligado a nuestro Caribe.

Culturalmente es una región rica en matices dentro del variado mapa cultural colombiano, con elementos indígenas que han influido en el hombre costeño en forma directa.57 años de creada la Normal Superior Lácides Iriarte

La cultura costeña tiene un carácter muy particular que se expresa en múltiples manifestaciones: música, baile, fiesta, narrativa oral, prácticas poligámicas y visión de la muerte dese un punto de vista cosmogónico.

Hoy en una clase a cielo abierto, en predios de la Normal Superior, los estudiantes en una clase donde se aplicó la transversalidad, aprendieron que en el caribe colombiano, la cultura, el folclor, las costumbres, la música, las tradiciones, la gastronomía y la forma de ser de sus habitantes son una verdad, que está ligada a nuestro modo de vida y que debemos preservarlas para que no sucumba ante el ímpetu arrollador del consumismo capitalista, que nos vende estereotipos que no son de nuestro entorno.

Y como dijo Juancho Naranjo “Y quién dijo que a la juventud no le gusta el porro y el fandango?, Solo hay es que presentárselos desde los planteles educativos y otros entes que nos ayuden a difundir nuestra música.”

Excelente, el cierre de la celebración de los 57 años de creada la normal superior Lácides Iriarte.

No hay comentarios

Dejar una respuesta