Encuentémonos, en su versión XVIII, institucionaliza la gala “Compae Camme” y llevará ofrenda floral a la tumba del cuentero

0

Sahagún.- La organización de la versión XVIII del encuentro internacional de cuentería “Encuentémonos”, desde el año anterior rinde homenaje a quien fuera uno de los narradores orales de más relevancia en el caribe, el desaparecido Carmelo Portacio, conocido como el “compae Camme”.

En la versión del año anterior el encuentro se realizó en honor a la memoria del maestro Carmelo Rafael Portacio Macea, fallecido el primero de agosto del 2017, cuya presencia y aporte humorístico en trece versiones consecutivas del certamen resultaron determinantes para su posicionamiento como uno de los más importantes de Colombia.

De acuerdo con lo manifestado por el gestor de este importante proyecto, Elber Julio Cruz, dada la trascendencia del encuentro y la importancia que para el mismo tuvo la figura del narrador Chinuano, desde este año se institucionaliza la gala “Compae Camme”.

A tendiendo a esa consideración la Fundación Cultural Siempreviva, se ha fijado el propósito de mantener vivo el nombre y el recuerdo de este extraordinario personaje, por lo que, a partir de 2019, institucionaliza la “Gala Compae Camme”, un espacio en el que, cada año, tres exponentes de la cuentería costumbrita caribe, en un solo espectáculo, serán votados entre el público por la estatuilla “Compae Camme”.

Los encargados de abrir este nuevo homenaje al cuentero fallecido, son los narradores Francisco “Pacho” Centeno de Bucaramanga, quien incluye en su repertorio cuentos de la tradición oral de la costa norte de Colombia, Francisco Pacheco, “Compae Bartolo”, de Chinú, Córdoba, y José Arrieta “Compae Liba”, de San Pedro, Sucre. La gala tendrá lugar el jueves 14 de marzo, a partir de la 8:00 de la noche, en la sala teatro Obreros del Arte.

Por tratarse de la primera edición de la “Gala Compae Camme” cada uno de los narradores participantes recibirán la preciada estatuilla.

Compae “Camme” chinuano de nacimiento, pero sahagunense de corazón, fue una persona dedicada al arte de la oralidad, la cuentería fue su pasión y la mayoría de sus relatos estaban cargados de anécdotas que narraban las historias del campesino raizal de las sabanas.

Los honores a Carmelo continuarán el sábado 16, cuando el grupo de cuenteros presentes en esta versión se desplacen hasta el cementerio central del vecino municipio de Chinú, para instalar la lápida que donaron amigos cuenteros de diferentes lugares del país, por iniciativa del cubano colombiano Joel Sánchez, además de una ofrenda floral en su tumba.

No hay comentarios

Dejar una respuesta