¡Maravillosa!, así resultó ser la noche de gala de la versión XVI del Encuentro Intercolegial de Declamadores

0

Sahagún: Espectacular resultó ser la noche de gala de la apertura de la versión XVI del Encuentro Intercolegial de Declamadores, en la Institución Educativa Simón Bolívar, un escenario majestuosamente decorado hacía alusión a la obra poética del homenajeado, el poeta y declamador Rafael Vergara Álvarez, quien expectante rodeado de familiares y amigos no perdía detalles del acto inaugural.

El termino Guaca se relaciona con tesoros, y eso era el acto de apertura un tesoro, una representación simbólica de uno de los trabajos poéticos del maestro Vergara, “Oro de Guaca”, al que los guaqueros, en este caso los amantes de la poesía, accedía por el mismo camino, ese que les había trazado con sus versos el laureado poeta, del gesto y la palabra.

Fue un grupo de declamadoras entre las que se contaban alumnas y exalumnas de la Institución, pero discípulas aventajadas del poeta, las que tuvieron el honor de deleitarnos con una alegoría al trabajo del poeta más declamado en los escenarios del país en la actualidad, y en una especie de simbolismo preñado de magia y lírica, enmarcado en los arreglos del escenario, nos deleitaron con varias de sus poesías, en un trabajo que combinó lo escénico con la irreverencia del verso.

A la altura también estuvo el semillero del taller de declamadores “Adalberto Vergara” donde los niños Ángel David Hoyos, Valentina Caraballo y Angélica Díaz Mayorga, nos regalaron un compendio de versos de la poesía infantil de Vergara Álvarez.

La noche era la alcahueta perfecta para que la palabra hecha poesía desfilara por la tarima del auditorio Álvaro Llorente Reyes, y fue así como el mismo homenajeado nos deleitó declamando varios de sus textos, las solistas Luisa Vergara González y María Laura Montes, nos sorprendieron con un repertorio de canciones del pentagrama musical del universo y que mejor cierre que la presentación del poeta y cantor Mateo Torres, quien en su calidad de invitado especial nos embelesó, con un concierto magistral en el cual entonó canciones que evocaron el pasado reciente de una producción musical que lo inmortalizó en el caribe.

En síntesis fue una noche maravillosa. ¡Que viva la poesía!

No hay comentarios

Dejar una respuesta