Autoridades se encuentran preocupadas por el aumento de venezolanos en Sahagún

0

Un problema de grandes proporciones tiene a sus puertas el municipio de Sahagún, cada día aumenta más la presencia de venezolanos en su territorio, y ante la dificultad para acceder a trabajos por estar indocumentados, las mujeres se ven en la necesidad de acudir a la venta de su cuerpo.

Se estima que en el municipio hay cerca de 500 venezolanos. La gran mayoría mujeres y buena parte de ellas se dedican a la prostitución.

Para la Alcaldía este tema es una bomba de tiempo en el tema de la salud y la educación.

“La salud, porque las mujeres que ejercen la prostitución no se hacen los controles periódicos, por no tener documentos para poder obtener los carnés y ser atendidas en las instituciones prestadoras de salud. Esto puede aumentar las enfermedades de transmisión sexual en el municipio”: afirma el  secretario de Gobierno, Juan Pablo Álvarez Acevedo

La preocupación en el tema educativo es porque estos venezolanos tienen hijos que tampoco pueden recibir educación ya que no tienen los documentos de identidad colombianos.

¿Trata de blancas?

El tema de la prostitución tiene otra arista y es que el pago que le hacen a las venezolanas por cada servicio es ínfimo comparado con el precio que cobran las colombianas. Por lo que la situación podría acercarse a la trata de blancas.

De acuerdo con información que han suministrado varias de ellas a la Secretaría de Gobierno, devengan semanalmente, trabajando a diario, 120 mil pesos, cuando una colombiana recibe este valor por un servicio.

Desde el municipio de Sahagún se considera necesario que el Gobierno Nacional establezca las directrices de qué hacer en estos casos.Porque los municipios que son receptores de los venezolanos se van a ver enfrentados a problemas de tipo social, salubridad, sin dejar de lado el tema del Derecho Internacional Humanitario que se debe considerar, especialmente para los niños.

En Córdoba, otros municipios que están siendo receptores de ciudadanos venezolanos, los que tienen padres colombianos e incluso venezolanos que no tienen ningún vínculo familiar en Colombia, son Cereté y Chinú. En este último también se vive el fenómeno del trabajo sexual.

Fuentes: Edición impresa El Meridiano de Córdoba  Y RIONOTICIAS.CO

No hay comentarios

Dejar una respuesta