Vísperas, Rituales y Memorias, el inicio de un nuevo capítulo cultural en Sahagún

0

La residencia de la familia Mercado Hoyos, ha sido desde hace muchos años, escenario de arte y cultura en la ciudad, es la casa paterna del pintor y curador Cristo Hoyos Mercado, quien además oficia como director del museo de arte Zenú MUZAC, en la Ciudad de Montería.

Cristo Hoyos Mercado, con el apoyo de la familia, docentes, gestores culturales y de personas de sentido altruista en la ciudad, inicia una nueva aventura en el ámbito cultural de nominada Vísperas, Rituales y Memorias, lo que según sus palabras, es un espacio para la reflexión y la comprensión de las realidades y dinámicas actuales de las manifestaciones culturales tradicionales que aún prevalecen en nuestra comunidad.

En la primera entrega de Vísperas, Rituales y Memorias, el maestro Cristo Hoyos nos acerca a una de las labores más significativas y representativas del caribe, la talla en madera, y el invitado, el sahagunense de los siglos XIX y XX, ( 1.866 – 1.955 ), Don Joaquín Pablo Silgado Montalvo, un artesano hasta ahora desconocido por la juventud, pero que se convirtió en uno de los primeros embajadores del arte de Sahagún en la capital de la república, ya que sus obras hacen parte del museo nacional en Bogotá.

El organillo con el que fue a Bogotá a la exposición en el año de 1899.  89 de la independencia Nacional.
El organillo con el que fue a Bogotá a la exposición en el año de 1899.  89 de la independencia Nacional.

A Don Joaquín Pablo Silgado Montalvo, lo define el maestro Cristo Hoyos, como un refinado ebanista, que talló muchas imágenes de santos, un artista auto didacta que ejerció la escultura y la música y participó en el mes de Julio del año de 1.899 de una exposición nacional de bellas artes y música en Bogotá, para conmemorar los 89 años de la independencia nacional, la muestra un organillo elaborado con finas maderas del Sinú.

La presentación de la obra estuvo enmarcada en un velorio, un ritual simbólico del caribe que busca cimentar ilusiones y esperanzas, ya que los velorios son eso, espera y deseo de que se cumplieran cosas. En este velorio el pretexto fue la obra del sahagunense Joaquín Pablo Silgado Montalvo, un San José tallado en madera y presentado en un performans colectivo del cual participaron los presentes al acto inicial de este encuentro académico, con la memoria y la historia del pueblo.

Se destaca que la obra fue tallada en madera en el- año 1.934, y sus depositarias hasta el sol de hoy las señoras Isabelita Miranda Caldera de Flórez y Zunilda Caldera Vergara, y ahora por petición expresa de la señora Zunilda antes de morir el maestro Cristo Hoyos.

Entrevista a Cristo Hoyos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta